Mezquita de Solimán el Magnífico en Estambul

Mezquita de Solimán el Magnífico en Estambul

La Mezquita de Solimán el Magnífico forma parte notable del listado de monumentos imprescindibles en Estambul, resulta ser un lugar sagrado de grandes dimensiones y ubicación estratégica que representa uno de los mejores aspectos del arte islámico.

Cada uno de los detalles arquitectónicos que le conforman consigue establecer una especie de equilibrio entre poder y sencillez, algo bastante curioso teniendo presente que la orden de su construcción fue emitida por Solimán I uno de los más ricos sultanes otomanos que se han conocido en la historia.

Historia:

La edificación de esta gran obra ocurrió entre 1550 y 1557 bajo la dirección de un popular arquitecto  de la época llamado Mimar Sinán. Para construir su base de roca que debía contar con entre 6 y 7 metros de profundidad, se reclutaron alrededor de 3.000 hombres para llevar a cabo las correspondientes excavaciones y pese a que el tiempo estimado para su término se extendió más de la cuenta el sultán se mostró bastante satisfecho.

La Mezquita:

La Mezquita de Solimán se distingue por su cúpula principal de 53 metros de altura y sus exteriores dominados por columnas a base de materiales tales como el granito y mármol que constituyen un amplio patio.

El interior de este templo es adornado por azulejos de Iznik, por lo menos unas 138 ventanas que le aportan gran cantidad de luz, unos cuantos balcones, cristales y pinturas.

Detrás del monumento se encuentra una especie de cementerio donde reposan los cuerpos del sultán, su esposa  y el arquitecto Sinán.

Finalmente es necesario mencionar que puesto que es un lugar sagrado para ingresar debes estar descalzo y  llevar un pañuelo sobre la cabeza en el caso de las mujeres.

Detalles

  • Precio: Se maneja un sistema de donaciones voluntarias.
  • Horario: De lunes a domingo entre las 9:30 y 16:00 horas.
  • Dirección: Sultanahmet, Estambul, Turquía

Deja un comentario