Mercado Waterlooplein en Ámsterdam

De Compras en Ámsterdam

Ámsterdam dispone de importantes centros comerciales como cualquier ciudad importante de Europa que se pueden visitar durante la estancia en el país, pero la capital es famosa  principalmente por sus mercadillos turísticos en donde se pueden adquirir todo tipo de objetos, frutas, verduras, flores y libros de segunda mano entre otras muchas cosas, además de disfrutar de los puestos de comida callejeros y la simpatía de sus gentes, pues los holandeses se caracterizan por tener mucho sentido del humor y son muy agradables con los turistas.

De Straatjes Negen o las nueve calles podría decirse que es el centro neurálgico de la ciudad en cuanto a compras se refiere y uno de los principales  escaparates del país. Estas calles comerciales atraviesan los principales canales de Ámsterdam y están ubicadas en pleno casco antiguo, por lo que además  de pasear por las diferentes boutiques, galerías, tiendas vintages y de segunda mano, cafés y una amplio etcétera, los turistas disfrutarán mientras se integran con el ambiente.

El barrio Jordan es otro de los puntos míticos de Ámsterdam porque mantiene la esencia de su infraestructura  desde su fundación, compuesta por calles estrechas casi laberínticas donde perderse  toda una tarde de compras, pues este humilde barrio obrero que data del SXVIII está plagado de tiendas y cafeterías en cada una de sus calles.

Los turistas que busquen marcas internacionales podrán encontrarlas en las dos principales calles comerciales de la ciudad, Kalverstraat y Leidsestraat, donde las marcas  más prestigiosas y de alta costura conviven con las firmas estándares, por lo que cualquier visitante podrá satisfacer su demanda en sus centros comerciales.

Los mercados holandeses como comentamos anteriormente  son uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad, pues en Ámsterdam se encuentran los principales mercadillos del país y los más grandes que abarcan mayor cantidad de tiendas.

Mercado Waterlooplein en Ámsterdam
Mercado Waterlooplein en Ámsterdam

Waterlooplein es uno de los principales mercadillos de Ámsterdam que continúa manteniendo su esencia original y todavía se permite el regateo. En sus más de trescientos puestos podremos encontrar desde artículos de lujo y grandes firmas, hasta  productos de segunda mano de casi todos los géneros inimaginables.

El mercado de Albert Cuyp es uno de los más populares y cosmopolitas de la ciudad, quizás algo más exclusivo por estar plagado de bares y restaurantes, pero no por ello menos encantador.

Otros mercados interesantes para visitar son Dappermarkt, uno de los más antiguos situados al Oeste de la capital y Bloemenmarkt, el popular mercado de flores donde podremos encontrar ejemplares de todas las especies del planeta,

En cuanto a productos típicos de Ámsterdam o souvenirs para los familiares y amigos, hay que recordar la producción de quesos, especialmente el Gouda, el Edam y el Massdam, muy conocidos y degustados en todo el mundo.

Los zuecos han sido los zapatos tradicionales holandeses durante siglos y la fábrica principal del país se encuentra muy cerca de Ámsterdam, por lo que resulta interesante visitarla para conocer todos los entresijos de la cultura holandesa y adquirir algún ejemplar de estos particulares zapatos.

Holanda es el principal productor de tulipanes a nivel mundial y muchos visitantes optan por adquirir bulbos de la planta durante su visita para plantarlos al regreso, porque son mucho más fáciles de transportar y se conservan mejor.

Ámsterdam también es conocida como la ciudad de los diamantes y sus talladores están considerados como los mejores del mundo y para mostrar como trabajan,  ofrecen visitas guiadas a los turistas en más de veinticinco idiomas.

En Diamon Center  se encuentran las tiendas más prestigiosas de la ciudad para comprar joyas compuesta por diamantes y metales preciosos para satisfacer las necesidades de los turistas más selectos.

Deja un comentario