Que ver en Edimburgo

Como buena ciudad de origen medieval, son muchas las cosas que ver en Edimburgo; declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995.

La ciudad se constituye en torno a dos grandes barrios, el Old Town y el New Town, entre los cuáles se reparten diversos monumentos y calles que visitar. En este artículo recogemos algunos de estos rincones para guiarte en las cosas que ver en Edimburgo durante tu visita.

Para los amantes de la pintura, la Galería Nacional de Escocia (calle princes, en el new town) es una parada imprescindible en el viaje por Edimburgo, pues no sólo la entrada es gratuita, sino que además cuenta con obras tan famosas como “Virgen adorando al niño” de Botticelli o “La virgen y el niño” de Raphael. También podemos encontrar otros artistas de importancia como El Greco, Velázquez y Monet.

La Royal Mile (Old Town) es la calle más larga y transitada de Edimburgo, posee una gran variedad de tiendas y bares, es, así mismo, centro de unión entre el Castillo de Edimburgo y el palacio Holyroodhouse.

Royal-Mile

El Castillo de Edimburgo es uno de los monumentos más visitados, la entrada es de pago, salvo el día de san Andrew, que es gratuita. Este castillo cuenta con algunas peculiaridades tales como un cementerio para las mascotas de los soldados o el cañón one o’clock, que se dispara todos los días (menos los Domingos, el día de Navidad y el Viernes Santo) a la una del medio día. Las vistas que se presentan desde arriba del castillo son realmente impresionantes, dejando todo Edimburgo delante de tus ojos.

Palacio Holyroodhouse en Edimburgo
Palacio Holyroodhouse en Edimburgo

El palacio Holyroodhose, creado en 1128, es la principal sede de los Reyes de Inglaterra cuando viajan a Escocia. Quizás por este motivo solo se pueden visitar algunas áreas, principalmente las más antiguas. El palacio cuenta con una abadía en su interior, que es la construcción más antigua de toda la ciudad.

Estando en el Old Town, es recomendable acercarse a ver la Universidad de Edimburgo, edificada en 1582 por el rey Jacobo VI, y que se ha convertido en una de las más prestigiosas no solo de Escocia, sino de toda Inglaterra.

Pero no todo son edificios y monumentos, la ciudad también cuenta con centros naturales de interés. El Calton Hill (en el new town) es uno de los puntos más altos de la ciudad, por lo que ofrece una gran visión de la misma. En la colina en la que se encuentra, a parte de las impresionantes vistas ya mencionadas, destacan los monumentos de estilo griego, especialmente el erigido en honor a los caídos en las guerras napoleónicas. La obra era realmente ambiciosa, pues pretendía ser una copia del Partenón, pero finalmente quedó inconclusa, siendo conocida como “la desgracia de Edimburgo”.

Por último, cabría mencionar los jardines de Princes street (también en el New Town) que constituyen el parque más importante de la ciudad, son perfectos para hacer picnics, pasear y conocer algunos rostros famosos, pues cuenta con varias estatuas y bustos de personajes históricos.

Deja un comentario