Partenón de Atenas

Partenón de Atenas

El Partenón de Atenas es uno de esos monumentos insignia que gracias a sus características e historia goza de reconocimiento mundial, razón de peso  para que visitarlo sea una actividad que debe llevar a cabo quien se precie de realmente conocer a Grecia.

Perteneciente a la Acrópolis ateniense, esta obra maestra que fue consagrada a la diosa Atenea Parthenos se niega a perder su encanto pese al paso del tiempo, guerras y los diferentes eventos naturales que le han puesto en peligro.

Historia del Partenón:

Justo después de que se obtuviera la victoria sobre los persas se decidió levantar esta estructura como forma de agradecimiento hacia los dioses, es en este momento cuando la estatua de Atenas con sus 12 metros de altura se convierte en pieza fundamental de una construcción que adopta el objetivo de custodiarla.

Tan solo 9 años fue lo que se tardaron en hacer realidad este monumento, iniciando en el 447 a.C y culminando en el 438 a.C.

Detalles arquitectónicos:

El Partenón de Atenas se encuentra elaborado a partir de materiales como el mármol blanco del Monte Pantélico, dispone de unas 46 columnas exteriores y 19 interiores y elementos como pórticos, la sala principal del templo denominada Naos y una decoración  a base de imágenes pertenecientes a la mitología griega.

Se le atribuye una arquitectura dórica que en sus días más prósperos hacía gala de una armonía visual  ideal para crear efectos ópticos.

Detalles

  • Precio: Una vez canceles el costo por el ingreso a la Acrópolis que es de 12 euros podrás acceder al Partenón.
  • Horario: Todos los días entre las 8:30 y las 15:00 horas.
  • Dirección: Makri 6, Atenas, Grecia, 11742

Deja un comentario