Moverse en Bicicleta por Berlín

Berlín es una de las ciudades europeas que más fomentan el cicloturismo, pues solamente en la capital alemana existen 620 km de carriles que tienen sus propias normas de circulación que debemos respetar para moverse en bicicleta por Berlín.

La bicicleta es un transporte muy práctico y económico que utilizan tanto turistas como residentes, porque se puede conectar con otros medios de transporte para las distancias largas. Al igual que en otras capitales europeas, Berlín cuenta con distintas estaciones de servicio de alquiler de bicicletas que permiten alquilarlas por tiempo a precios muy económicos y es la mejor opción para moverse por Berlín en trayectos cortos.

Precio de Alquiler de Bicicletas en Berlín

La principal empresa que ofrece servicio de alquiler de bicicletas en Berlín es Call a Bike y pueden solicitarse a través de Internet. El coste es de 8 céntimos minuto con una tarifa máxima de 15€ por día y 60€ por semana.

Algunos hoteles y hostales también cuentan con su propio servicio de alquiler de bicicletas para moverse por Berlín, suelen ser estaciones pequeñas y tener más limitaciones en el uso del servicio, como por ejemplo, el tiempo máximo que se puede alquilar la bicicleta no suele exceder de 12H. Las tarifas suelen ser algo más baratas, entre 8€ y 10€ por día, pero por norma general sólo se las alquilan a los clientes.

Para las estancias más largas en la ciudad, se puede plantear la idea de adquirir una bicicleta de segunda mano y en este punto, los rastros de Berlín ofrecen muchas posibilidades para adquirir una bicicleta a buen precio aunque no esté en las mejores condiciones.

Los tours de bicicletas y rutas turísticas son una de las opciones más atractivas para los visitantes que desean conocer la ciudad a su ritmo mientras disfrutan de sus escenarios. Algunas páginas como Bbike ofrecen un servicio automatizado para trazar rutas que podemos personalizar introduciendo la calle destino y de origen para conocer la forma más práctica de llegar, teniendo en cuenta ciertas variables como el tráfico, semáforos, estado de las calles etc.

Cabe destacar, que los berlineses tienen gran afición por la bici y esta tendencia se hace extensible tanto en invierno como en verano, por lo que las bajas temperaturas e incluso la nieve que se registra en la capital en épocas de frío no supone un impedimento para disfrutar de este saludable medio de transporte.

Deja un comentario