Bici Amsterdam
Guía de Ámsterdam >

Disfrutar de Ámsterdam en Bicicleta, Alquiler y Consejos

Sin lugar a dudas el “transporte Rey” en Ámsterdam, Holanda y en general en todos los Países Bajos es la bicicleta. Un medio del que la población está orgullosa y así se lo muestra al mundo utilizándola independientemente de cómo esté el día o qué hora sea. Y no es para menos, ya que los carriles para bicicletas están proyectados e interconectados por todo el país, y además de ello, a diferencia de lo que sucede en otros tantos lugares, aquí sí se respeta al ciclista.

Sólo en Ámsterdam existen cerca de medio millón de bicicletas y unos 15.000 kilómetros en ciclovías para disfrutar. Y que no os extrañe si os da por coger una o andar por la calle y os las cruzáis adaptadas con carritos, adecuadas para llevar la compra o incluso con alguna que esté ideada para llevar bebés. Claro está que también podréis encontraros con aquellos que utilizan la bicicleta para pasear al perro o incluso para repartir cartas en el caso de los mensajeros. Vamos, un estilo de vida sano y practico.

Cómo alquilar una bicicleta en Amsterdam y qué cuidados tener

Es muy frecuente que encontremos servicios de alquiler de bicicletas, ya que además de ser muy recurridas por los locales también son muy empleadas por los millones de turistas que visitan la capital cada año.

Normalmente en cada pueblo tendremos la opción de alquilar una, a un coste que ronda los 10 euros diarios, por lo que ésta se convierte en una opción más que recomendada. Eso sí, a la hora de alquilar una habrá que dejar una fianza y una copia del DNI o pasaporte, ya que si algo hay en el país es robo de bicicletas.

Consejos para ir en bicicleta por Ámsterdam:

  • Llevar un candado (lo suelen entregar con la bici) y atar la bicicleta en aquellos puntos fijos que puedan estar a la vista de los peatones para disuadir a los cacos. Y si no queda otra que hacerlo de noche convendrá retirar el sillín, ya que no son pocas las bicicletas que por la mañana aparecen sin él.
  • También es muy recomendable llevar consigo un GPS en la bicicleta, ya que las rutas abarcan todos los lugares y pueden llegar a ser un tanto liosas. Este método nos ayudará por ciclovías y fuera de ellas.
  • Tenemos que respetar las señales. Aquí no vale eso de “el semáforo sólo está para los coches y motos”; no, la policía multa a todo aquel que se salta un semáforo.
  • Para utilizar la bicicleta de noche es conveniente colocar algún sistema de iluminación nocturno, ya que de otra manera podremos correr cierto riesgo en vías con poca iluminación.
  • Tener mucho cuidado con los tranvías, otro medio de transporte muy popular.

Al final sólo es cuestión de ser prudentes y tener sentido común. Otra opción es contratar los servicios de una empresa que se dedique a realizar tours en bicicletas, que las hay y también con guías en español. Consultad este punto en la oficina de turismo.

  • Precio: 10 euros de media
  • Horario: 24 horas
  • Dirección: Amsterdam
Autor

Jon D.E.

Este post ha sido etiquetado como:

No te olvides comentar