Curiosidades en Edimburgo

Edimburgo es la capital de Escocia y una de las ciudades más antiguas de Europa, por ello está llena de secretos y misticismos cuyas anecdóticas tradiciones aún se conservan en la actualidad y hoy os presentaremos algunas de las más sorprendentes curiosidades en Edimburgo.

Curiosidades en Edimburgo y Costumbres Típicas

Una de las curiosidades en Edimburgo que más llaman la atención de los turistas son las placas conmemorativas que lucen muchos de los bancos de la capital escocesa, algunas de ellas rememoran a personajes famosos, pero la gran mayoría son recordatorios de personas fallecidas a las que se rinde tributo con este obsequio que normalmente pagan los familiares y amigos, pues no es un servicio gratuito (no se puede esperar más viniendo de los bancos)

Los cementerios por increíble que parezca, son un lugar aclamado por los turistas concentrando gran variedad de visitas cada año, especialmente los de estilo gótico como el de Greyfriars, que es uno de los más populares en el que podemos encontrar lápidas de estilo medieval y gárgolas cuidadosamente distribuidas por sus jardines.

p1697378334-3

Pero la principal curiosidad de estos espacios radica en que sus instalaciones están condicionadas para evitar el robo de cadáveres, una costumbre que se hace extensible a toda Escocia.

Continuando con temas escabrosos, Escocia era considerada la cuna de las brujas durante la edad media y Edimburgo fue una de las ciudades europeas en donde se llevaron a cabo más ejecuciones por este motivo, y se calcula que murieron alrededor de 1563 – 1722 mujeres acusadas de utilizar las prácticas ocultistas.

Al igual que otras ciudades de renombre, Edimburgo también nos ha dejado personajes ilustres, algunos de ellos especialmente populares en la ficción, como es el caso del conocido detective Sherlock Holmes, quien creció y murió en la ciudad, aunque en la literatura tuviera fijada su residencia en Londres.

Otro personaje famoso que se ha gestado en Edimburgo es el contemporáneo Harry Potter, cuyas tres primeras entregas se escribieron en la ciudad durante el año 2007 además del final de la saga, dejando patente que el misticismo que se respira en el ambiente resulta fructífero para alimentar los talentos literarios.

Los Closes también forman parte de las curiosidades en Edimburgo reseñables y consisten en callejones que se destacan por su singularidad arquitectónica y reducidas proporciones que realzan por su estrechez.

Estos estrechos callejones en su mayoría de piedra con estilo medieval se distribuyen por todo Royal Mile, que es la calle más importante de Edimburgo y visita obligada para los turistas, pues alberga los principales monumentos arquitectónicos de la ciudad y puntos de interés.

El carácter escocés suele mencionarse entre los puntos más positivos de los turistas que viajan a la capital escocesa porque resulta muy curioso el contraste con el carácter más seco y áspero de los ingleses.

Esto puede no ser una generalidad pues en todos sitios nos encontraremos con personas antipáticas y predispuestas, pero son muchos los turistas que valoran positivamente el carácter sociable de los escoses y se sienten arropados por su amabilidad.

Deja un comentario