Museo Sisi en Viena

Curiosidades de Viena

Viena es una de las ciudades más antiguas de Europa y ampliamente conocida por su inmensa oferta cultural para los turistas, entre las que podemos encontrar curiosidades de toda índole que nos acercan al auténtico sabor de la capital.

La ciudad está muy bien comunicada con otras ciudades del país y otras capitales europeas mediante vuelo directo. Para visitar la ciudad se recomienda una estancia de al menos cuatro días para recorrer todos los puntos de interés turístico como museos y centros culturales, destinados a muchos de sus personajes célebres entre los que destacan músicos de gran proyección internacional como Schubet, Strauss y Bethoven.

La Emperatriz Sissi y Viena

Al margen de escritores o psicoanalistas como Freud y músicos ilustres como los anteriormente mencionados, si hay que destacar un personaje emblemático íntimamente relacionado con la ciudad de Viena es Isabel de Babiera, la emperatriz conocida como Sissi, a la que se le han dedicado varias películas y museos culturales en la ciudad.

Quienes deseen conocer Viena  y su cultura en estado puro pueden visitar el Museo Sisí de Viena, dedicado por completo a la vida de la emperatriz y su historia, que es contada desde una perspectiva dinámica y realista sin omitir ninguna de las curiosidades y excentricidades que abundaban en su vida.

La oferta turística dedicada a la bella emperatriz es muy amplia, pero en este punto sugerimos adquirir solamente las entradas para los recintos que resulten verdaderamente interesantes, pues algunas ofertas incluyen lotes con varios museos asociados como  el Museo de los muebles imperiales, que se centra principalmente en la decoración palaciega en lugar de las vidas de sus personajes.

Algunas curiosidades sobre la que fue una de las emperatrices más legendarias de Europa y el Mundo, apuntan a que pese a su belleza era una mujer muy depresiva, distanciada de sus hijos y obsesionada por su físico, hasta el punto que dedicaba ocho horas al día a caminar y tenía un gimnasio instalado en el palacio, algo totalmente  innovador para una mujer de su tiempo. Sissi fue la primera persona en el mundo en tener un aseo privado y se lo instaló en su dormitorio real.

La cantidad de museos que se pueden visitar en Viena ofrecen posibilidades casi ilimitadas y como meca de la cultura en Europa, dispone de una amplia selección de museos gratuitos que se pueden visitar durante la estancia en la ciudad. Algunos museos que se  pueden visitar gratuitamente todo el año son el MUSA, el Mak y el Geldmuseo. Quien tenga la suerte de viajar a Viena el 26 de Octubre podrá entrar gratis en todos los museos con objeto de la festividad nacional que se celebra ese día.

Los museos no son la única oferta cultural que se promueve en Viena, pues también se le otorga gran importancia a la lectura promoviendo un concepto de “Estanterías abiertas” que de distribuyen por toda la ciudad y cualquiera puede acercarse a coger un libro. En este punto hay que recordar que el idioma oficial de Viena es el Alemán y por tanto los libros están en ese idioma.

Otras Curiosidades de Viena

Otra curiosidad de Viena y sus habitantes es la veneración y respeto por la muerte, lo cual se refleja en  el aspecto majestuoso de sus panteones, los cuales adquieren un gran atractivo turístico y son visitados cada año por miles de personas.

Entre los locales de ocio reseñables por las curiosidades de su servicio destacamos el café Rosa, donde no es obligatorio pedir nada y cualquiera puede entrar con su comida o bebida de la calle y tomársela allí.

Otros locales atípicos para incluir en el itinerario son el Deewan y Café Gagarin, el primero es un bufé libre y en el segundo se puede pedir el menú del día. En ambos sitios el cliente puede pedir lo que quiera y pagar lo que considere justo.

Deja un comentario